urología Mexicali logo

+52 (686) 553-6996    logo whatsapp    logo facebook

logo urología mexicali

Oncología/Uro-Oncología

Cáncer de Próstata

    El cáncer de próstata se desarrolla cuando las células anormales en próstata crecen fuera de control, formando un tumor en la glándula. Estas células pueden viajar a través de los vasos sanguíneos o vasos linfáticos y llegar a otras partes del cuerpo.

    ¿Cuáles son los signos y síntomas del cáncer de próstata?

    En la etapa temprana es posible que no se tengan síntomas. En la etapa intermedia se tienen problemas urinarios como: flujo de orina débil, orinar frecuentemente, dolor o ardor al orinar.

    Los problemas como prostatitis (inflamación de la próstata) y crecimiento prostático también pueden causar estos síntomas.

    En la etapa de alto riesgo se tienen síntomas como: dolor leve en área pélvica, sangre en la orina, eyaculación dolorosa, dolor en cadera/parte baja de la espalda o parte superior de muslos, pérdida de apetito y/o pérdida de peso

    ¿Debo hacerme las pruebas de detección?

    La decisión de hacerse las pruebas de detección es personal. Tenga una conversación con su médico sobre su riesgo de contraer la enfermedad, incluyendo su historia médica y sus antecedentes familiares.

    En general se recomienda que los hombres entre 55 y 69 años que no tienen síntomas se hagan las pruebas de detección.

    Algunos hombres que tienen un mayor riesgo de cáncer de próstata deben considerar hacerse las pruebas de detección antes, entre los 40 y 45 años. Este grupo incluye a los fumadores, hombres afroamericanos y hombres cuyos padre, hermanos o hijos hayan tejido cáncer de próstata.

    ¿Cuáles son las pruebas de detección para el cáncer de próstata?

    • Tacto rectal
    • Antígeno prostático específico o PSA: Análisis en sangre para medir esta proteína. Un valor bajo es una señal de buena salud de la próstata, y un aumento rápido en los valores puede indicar un problema (no necesariamente cáncer).
    • Biopsia: Si las pruebas del tacto rectal y el PSA causan preocupación, se extraerá una muestra de tejido de la próstata, para visualizarla bajo un microscopio para detectar si hay células cancerosas y hacer un diagnóstico.

Cáncer Renal

    1 de cada 4 tumores en riñón son malignos.

    Algunos de los factores de riesgo incluyen; tabaquismo, obesidad, historia familiar de hipertensión, estar bajo tratamiento con diálisis, exposición a químicos, de origen hereditarios.

    ¿Cuáles son los síntomas?

    • Sangrado en la orina
    • Dolor en fosa renal
    • Dolor lumbar unilateral
    • Pérdida de apetito
    • Pérdida de peso
    • Fiebre
    • Anemia

    Cerca de la mitad de los casos son de hallazgo incidental; al momento de realizar un estudio de rutina.

    • No hay laboratorios específicos
    • De los estudios de imagen
    • Ultrasonido
    • Tomografía: que permite diagnosticar y clasificar el tumor
    • Biopsia para saber qué tipo de tumor es

    El objetivo del tratamiento es preservar la función del riñón. Para algunos, la cirugía no se va a necesitar, pero para otros suele ser la mejor opción.

    • Vigilancia activa: Se necesitarán visitas a intervalos de tiempo para exámenes de laboratorio y de imagen. Puede ser considerada para tumores pequeños menos 3 cm. La meta es prevenir la progresión y evitarlos riesgos potenciales de otros tratamientos. Se realizarán cada 3,6 o 12 meses.
    • Nefrectomía parcial: Remoción de parte del riñón, dejando la parte sana del mismo. Y se recomienda en estadios tempranos (4 cm o menos).
    • Nefrectomía radical: Remoción de todo el tejido renal.
    • Ablación del tumor renal: Destrucción del tumor con calor o frío extremo. Se puede considerar cuando el tumor es pequeño (<3 cm) o que se encuentre en un estadio muy temprano.

Cáncer de Vejiga

    El cáncer de vejiga es la quinta causa más frecuente de cáncer. Al igual que con muchos tipos de cáncer, un diagnóstico temprano puede resultar en más opciones de tratamiento y en mejores resultados.

    Debe estar alerta, ya que el cáncer de vejiga muchas veces puede pasar sin ser detectado.

    ¿Cuáles son los factores de riesgo para cáncer de vejiga? Fumar, exposición en su lugar de trabajo a agentes químicos (pinturas, cuero, caucho, plásticos), medicamentos como los utilizados para otros tipos de cáncer (Ciclofosfamida), haber recibido radiación a la pelvis.

    Debemos estar atentos a los siguientes síntomas: Sangre en la orina (es el más frecuente), aumento de la frecuencia y urgencia para orinar, dolor al orinar, dolor en abdomen inferior y dolor de espalda.

    El urólogo le tomará antecedentes clínicos y le hará examen físico completo. También hará varios exámenes y pruebas como: Análisis de orina (para probar si hay sangre), perfil general de laboratorio (para ver si su sangre está normal), cistoscopia (procedimiento que le permite al médico mirar dentro de la vejiga).

    • Durante la cistoscopia, el médico inserta un tubo a través de la uretra hasta dentro de vejiga. Permite inclusive la toma de biopsias o para buscar la presencia de abultamientos inusuales.
    • Además durante este procedimiento se puede hacer una resección del tumor vesical, para descubrir si es cáncer o como parte de su tratamiento.

    ¿Cómo se mide y se describe el cáncer de vejiga?

    • El grado y el estadio son dos formas de medir y describir la forma cómo crece el cáncer.
    • Para saber el estadio del cáncer, los médicos toman un pedazo pequeño del tumor, para examinarlo bajo un microscopio.
    • El grado tumoral nos dice qué tan agresivas son las células cancerosas y el estadío tumoral nos dice que tanto se ha extendido el cáncer.

    ¿Cuáles son mis opciones para el tratamiento del cáncer de vejiga? El tratamiento también depende de su edad y estado general de salud, y puede incluir:

    • Resección cistoscópica transuretral de tumor de vejiga (cortarlo y sacarlo por cistoscopia). En donde el médico usará un cistoscopio para mirar dentro de vejiga y tomarle muestras del tumor además de extraer todo lo que pueda del tumor.
    • Tratamiento intravesical (aplicado directamente a la vejiga) con bacilo de Calmette-Guérin (BCG), que generalmente se usa hasta que se encuentra completamente recuperado de cirugía.
    • Quimioterapia intravesical (aplicada directo sobre la vejiga)
    • Si estos métodos no dan buenos resultados, su doctor puede recomendar una cistectomía parcial o una cistectomía radical.

    Después del tratamiento, tendrá que regresar a ver a su médico, probablemente después de unos 3-4 meses para una cistoscopia de seguimiento.

    Asegúrese de hacer ejercicio regularmente, tener una alimentación saludable y no fumar.

    ¡El seguimiento regular con su médico es muy importante!

    No debe tener sangre en la orina. Este es un signo de que algo está mal y no debe ignorar esta señal. Si tiene sangre en orina, dígale a su médico lo antes posible, inclusive si ya ha desaparecido.

Cáncer de Testículo

    El cáncer testicular ocurre cuando las células del testículo crecen hasta la formación de un tumor.

    Más comúnmente encontrado entre las edades de 15 a 44 años.

    El cáncer se puede originar en distintas partes de los testículos; los principales se originan de las células productoras de esperma.

    ¿Cuáles son los síntomas del cáncer?

    • Abultamiento indoloro en testículo (síntoma más común)
    • Aumento del tamaño testicular, con o sin dolor
    • Sensación de pesadez en testículos

Dolor Testicular, Escrotal o en Ingle

    En promedio, la mayoría de los hombres no comentan acerca de síntomas como estos y esperan hasta que la evolución ya es muy avanzada.

    No siempre son sabidas las causas que originan el cáncer testicular. El riesgo de padecerlo aumenta en hombres que tienen: Antecedente familiar de cáncer testicular (padre o hermano), testículos sin descender al nacimiento (criptorquidia), entre otros. La presencia pequeñas calcificaciones no es factor de riesgo para cáncer.

    Se recomienda la realización de una autoevaluación cada mes. El mejor momento de realizarla es posterior a bañarse, estando de pie, cuando el escroto se encuentra relajado.

    • Revisa cada testículo: Gentilmente rueda cada testículo entre el pulgar y los demás dedos. Siente toda la superficie, toda ella debe ser de la misma consistencia. Es normal que un testículo sea ligeramente más grande que otro.
    • Encuentra el epidídimo y vaso deferente: Estas son pequeñas estructuras por arriba y detrás del testículo.
    • Busca por abultamientos, agrandamientos o alteraciones que no se vean normales. El dolor NO ES NORMAL.

    Al encontrar cualquier anormalidad en testículos, acuda a revisión con su médico urólogo.

    El diagnóstico suele comenzar con:

    • Ultrasonido testicular Que se utiliza para ver a través del escroto y revisar abultamientos sospechosos.
    • Exámenes en sangre Para revisión de marcadores tumorales, éstas son proteínas y hormonas que se producen en ciertos tipos de tumores. Algunos son AFP, ACG y LDH.Sin embargo, el que estos marcadores sean normales, no excluye la presencia de cáncer.

    El tratamiento dependerá en el diagnóstico exacto y la salud general del paciente.

    • Antes de brindar el tratamiento, se tiene que hablar con su urólogo acerca de la fertilidad y la decisión final del deseo o no de tener hijos.
    • Se puede preguntar también acerca de prótesis testiculares antes de iniciar el tratamiento.
    • La orquiectomía es el tratamiento principal del cáncer testicular. Sin embargo dependiendo del diagnóstico se pueden ofrecer otras opciones.
      • La orquiectomía es una cirugía para remover el testículo completo junto con el tumor, se remueve también el cordón espermático.
      • Si se remueve solamente un testículo y el otro se encuentra sano, los niveles de testosterona deben permanecer normales.
      • Además si al paciente le preocupa la apariencia final, una prótesis testicular es opción.
    • Otra opción quirúrgica, es aquella donde sólo se retira la parte donde se encuentra el tumor, sin retirar el testículo completo. Para esto, el tumor debe ser lo suficientemente pequeño y con marcadores tumorales negativos.
    • La radioterapia es una opción de tratamiento no quirúrgico, pero es utilizada solamente en los tumores originados en las células productoras de esperma, pues la mayoría de los otros tumores son resistentes a ellas.
    • La quimioterapia es utilizada para tumores que se diseminan más allá de los testículos o cuando los marcadores tumorales se elevan posterior a la cirugía. Los marcadores y los estudios de imagen ayudan a guiar la cantidad de quimioterapia a utilizarse.

    El pronóstico dependerá del estadio en el que se detecte el tumor. Se requerirán visitas consecutivas con el especialista, pruebas de marcadores tumorales y estudios de imagen para prevenir las recaídas.

    La remoción de un testículo, no debe cambiar o influir en la fertilidad ni en su salud sexual. La mayoría de los hombres pueden tener una erección posterior a la cirugía.

    • Aún así, si hay mayor riesgo de infertilidad y bajos niveles de testosterona. Pueden tener un recuento disminuido de esperma. Si algunos nódulos linfáticos son removidos, puede haber dificultad para la eyaculación.
logo urología mexicali

SOLICITA TU CONSULTA

+52 (686) 553 6996 / +52 (686) 842 9895



logo whatsappa  WHATSAPP 686 392 3216



logo facebook

HAZ TU CONSULTA

+52 (686) 553 6996 / +52 (686) 842 9895

logo whatsapp

WHATSAPP +52 686 392 3216

Aviso de privacidad

logo facebook